»

Ene 15

Gamonal y el 15M

A lo largo de estos últimos días, se daba por twitter el debate de hasta que punto la movilización vecinal en Gamonal tenía que ver con el 15M. Como de costumbre, talibanes de uno y otro bando dictaban sentencia con esa superioridad intelectual de ciertos tuiteros que tanto me aburre.

Procedo a dar mi opinión: Por motivos en los que quizá entre otro día, hay mucha gente que cuando escucha o lee 15M, inmediatamente piensa en las asambleas de Sol de la primavera-verano de 2011. Como yo sólo las pisé un par de veces, a mí las siglas más bien me recuerdan a la asamblea de mi barrio.

Ciertamente, el 15M no inventó la lucha vecinal, ni las asambleas en la calle, pero si las popularizó y las acercó a mucha gente. “Organízate y lucha” es un lema que llevaba mucho tiempo inventado, pero que mucha gente ha redescubierto en estos 3 últimos años. No he estado en Burgos, pero por lo que he visto, las asambleas de los vecinos de Gamonal en la calle parece que tienen un cierto regustillo 15M. Otro detalle importante es que en las fotos de las movilizaciones no aparece una sóla bandera de partidos políticos. La profunda desconfianza del ciudadano medio ante los políticos de cualquier color sigue ahí. Y a mi entender ese es uno de los motivos para que en su día naciera el 15M.

Ayer me contaban que hay 2 rasgos que separan la movilización de Gamonal del 15M:

1. Lo concreto de sus propuestas. Los vecinos de Gamonal no divagan y reivindican cosas tangibles. Es cierto que el 15M original pecó de ingenuidad. Muchos Éramos tiernos e inocentes hace 3 años, y recuerdo a los activistas curtidos cachondearse de nosotros. Pero yo por lo menos ya no tengo el chichi para farolillos, permítanme la expresión. Ya no me apetecen las asambleas para hablar de un mundo más justo, sino más bien para dedicir acciones a seguir con vistas a un fin concreto (defensa del derecho a la vivienda, a la Sanidad…) De todas formas, esto es algo que tenemos que cuidar. Inevitablemente en cualquier reunión de gente (y una asamblea lo es), a veces se acaba divagando.

2. El uso de cierta dosis de violencia. Vuelvo una vez más a lo de la ternura y la inocencia. Hace ya algún tiempo que nadie regala flores a los antidisturbios. A medida que va pasando el tiempo, estoy tan harto que me va preocupando menos la salud de los contenedores en las manis. En todo caso, en Burgos primero intentaron ir por las buenas. Pidieron reuniones con el alcalde, que pasó de ellos e hicieron manis pacíficas. El alcalde dijo que las obras se iniciaban por sus santos cojones, y yo entiendo que la violencia ocurrida es una herramienta para defender un espacio e impedir que entren máquinas a una zona de obras. Mira alcalde, si no nos escuchas por las buenas, nos vas a escuchar por las malas. Como dijo ayer un compañero de batallas y además burgalés, en Gamonal saben perféctamente por qué le tiran piedras a la policía, aquí en Madrid no tanto. Y que quede claro, porque siempre hay que dejarlo claro, que sí, que es mucho peor la violencia que sufren a diario los desahuciados y la gente que pasa hambre. Simplemente, es que veo por ahí una cierta fascinación por la quema de mobiliario urbano, cuando es algo que no siempre juega a nuestro favor.

Y ya. Para estrenar el blog, creo que no está mal.

Share

Deja un comentario