«

»

Jun 17

¡Perder las formas no, por Dios!

En estos días, hemos visto como se destituía a un concejal por citar chistes que no tienen ni puta gracia, pero que más de uno conoce, pues al fin y al cabo circulan por la calle. Yo, que leí aquellos tuits en directo, entendí que se trataba de defender la ausencia de límites del humor a base de citar chistes de mal gusto que no implican que Zapata sea racista ni una especie de monstruo. En el PP, como consumados perros de presa, olieron la caza y se lanzaron a por él con el apoyo de la gran prensa. La bisoñez del equipo de comunicación de Ahora Madrid al lidiar con esta gran prensa, y la falta de apoyo de su jefa, a la que se vio con ganas de lanzar carnaza a los tiburones desde el minuto 1, hicieron el resto.

Como veréis, lo he condensado mucho, porque se han escrito ríos de tinta virtual y real hablando del asunto. Ya lo habéis leído muchas veces y no os quiero aburrir. Naturalmente, dar carnaza a los tiburones les da más hambre, y a base de bucear en la cuenta de Twitter de los concejales a los que no ha dado tiempo a borrar su cuenta, Pablo Soto y Alba Mendiola aparecieron como las próximas piezas que pretenden cobrarse. Bueno, Alba no es concejal todavía…

En medio de ese río de tinta, me llamó la atención “Sé lo que tuiteásteis el último verano”, un post del conocido Enrique Dans en su blog. Dans, simpatizante del primer 15M, hace algún tiempo que se ha salido del registro activista. Es más bien poco sospechoso de comunista ni de cercanía a Ahora Madrid. Y en ese post dice una cosa muy interesante, algo como: “Queréis ver a gente normal en política, pero que su cuenta de Twitter sea tan correcta como la de un político profesional que lleva 30 años en esto, y además se lo exigís antes de que se dedicara a la política”. En efecto, la incongruencia es clara. El propio Dans dice que si se busca en su cuenta de Twitter puede haber cosas dichas en un calentón que según este listón, le inhabilitarían para ejercer un cargo público.

Y esta mañana me he desayunado con “El sentido común”, la pedazo de mierda de artículo (lo siento, no tengo otra forma de calificarlo), que Cristina Pardo ha publicado en eldiario.es. Aunque no esté siempre de acuerdo con ella, me cae bien y la tengo por una tía inteligente. En este artículo, se preocupa por los tuits antiguos de los concejales señalados y le horroriza pensar que esa pueda ser su capacidad de argumentación. Se pregunta abiertamente “¿Pero ha visto Carmena a quien lleva en su lista?”. Y entonces me acordé del viejo chiste del obrero metalúrgico al que están juzgando por dar una paliza a su compañero:

– El juez pregunta “¿Es cierto, Sr. Martínez, que en ese momento se cagó en Dios, en La Virgen y en la puta madre que parió a su compañero?”

– A lo que el acusado responde “Eso es falso, señoría, yo lo que le dije fue ‘¿Puedes tener más cuidado, Antonio? ¿No te das cuenta de que me estás echando acero fundido por la espalda y es una sensación muy desagradable?'”

Vamos a ver, Cristina hija, Carmena lleva en su lista a unos cuantos activistas, votados en primarias en las que yo mismo participé. Te digo más: yo voté a Zapata y Soto en las primarias. A Mendiola no, pero es otra activista que se ha chupado más de un desahucio. Y resulta que los activistas viven situaciones de tensión y rabia horribles. Se ve que tú no te has llevado hostias en una mani o desahucio, para ver después a una familia con niños llorando en la calle. Yo conozco a gente muy curtida que un día viven una situación que les desborda y explotan. La explosión puede ser ponerse a llorar como una magdalena o desear la muerte de Botín a gritos. Ya que veo que no conoces de nada a los señalados, por lo menos podías haberles preguntado en que momento han escrito esos tuits. Yo, que como ya he dicho alguna vez, no me considero activista, he visto cosas que me han encendido hasta el extremo de desear muertes lentas y dolorosas a los que joden la vida a los demás. ¿Sabes la única diferencia? Que generalmente, estas cosas las suelo decir en el bar (donde son inofensivas) y no en Twitter. Bueno, hay otra: aunque estuvieran por escrito me da igual, porque nunca voy a entrar en la política institucional.

Para cerrar rescato un tuit del propio Guillermo Zapata publicado en su antigua cuenta @casiopeaexpres, que espero que recupere el día en que deje de ejercer un cargo público:

“Lo único que no podemos perder son las formas. El trabajo, la salud, la educación, la vivienda, la pensión, eso si. Las formas no.”

Share

1 comentario

  1. MojkaKojonera (@mojkakojonera)

    Que los PPrros iban a encajar mal perder uno de sus feudos históricos lo tenía claro pero la campaña que se ha desatado para hacer montañas de granos de arena por parte de los mass-media es demencial. Da asquito, mejor dicho, ascazo ver cualquier informativo y leer cualquier diario, el machaque constante a gente que todavía no ha hecho nada, ni bueno ni malo, en el ejercicio de sus funciones públicas.

    Supongo que pretenden desanimar a los que votamos por esta alternativa pero lo que están consiguiendo es generar un clima de crispación y persecución que no hace sino reafirmarme en la convicción de que esta vez si puede producirse un cambio y que lo quieren evitar a toda costa.

    En fin, que hay que darles tiempo a curtirse y que aprendan a encajar, que no a evitar, los golpes del contrario, que de porrazos y carreras saben mucho pero de lo sucia que puede llegar a ser la política bastante menos.

Deja un comentario